Restauración completa de una Orbea clásica, de varillas, barra alta, que encargó la nieta de su primer dueño.

Limpieza de componentes, cromado de piezas, sustitución y engrase de bolas de rodamiento, ajuste.

Montaje de rueda con radios nuevos una vez cromada la llanta:

Pintura de cuadro con fileteado, y reposición de guardabarros y guardacadena que no se conservaban. También se han sustituido pedales, puños, cuero del sillín, reflectante, cadena, zapatas, cámaras y cubiertas. Estado final: